H
I
G
F

Moments in Company

Un sofá no es un objeto al uso. Haz memoria. Seguro que puedes recordar cual fue tu primer sofá, seguro que si te paras a pensarlo un poco más puedes enumerar los sofás que te han acompañado a lo largo de toda tu vida. El sofá que heredaste de tus padres, el que compraste para tu primera casa… Seguro que aun recuerdas su color, su tacto e incluso su olor tan característico.


Nuestro sofá es sólo nuestro, es nuestro dominio, nuestro castillo. Un lugar apacible seguro y tranquilo al que solo tienen acceso nuestros más allegados. 

Por eso el sofá es diferente. A diferencia de otros objetos, los sofás que han formado parte de nuestra vida son siempre recordados con cariño, y nos da pena cuando nuestro sofá favorito ha llegado al límite de sus posibilidades. No en vano han sido testigos excepcionales de nuestra vida. En ellos hemos vivido nuestros momentos más importantes. Hemos compartido momentos con amigos y seres queridos. Hemos visto crecer a nuestros hijos confortablemente en ellos, hemos compartido cientos de tardes de domingo en ellos con nuestras parejas, hemos reido con amigos, celebrado, comido, leido y (por qué negarlo) también amado en nuestros sofás.

Sin pretenderlo, sin hacer ruido, nuestro sofá se ha convertido en el centro de nuestro hogar, y también de nuestra vida familiar. Un buen sofá es el lugar perfecto para atesorar momentos de calidad, y los mejores momentos, sin duda, son los que se disfrutan en compañía.


En The Sofa Company, somos conscientes de la importancia que nuestros sofás tienen en la vida de nuestros clientes. Por eso, queremos compartir nuestra pasión por el confort, el descanso, y por generar momentos de calidad en compañía de nuestros seres queridos con la campaña #momentsincompany

Te invitamos a hacerte eco de estos momentos. Estar presente en ellos, disfrutarlos y por supuesto compartirlos e inmortalizarlos para siempre. 

Comparte tus momentos especiales en tu sofá y con tu compañía favoríta mediante el Hastag #momentsincompany